Saturday, March 19, 2016

PRUEBA DE LOS CONTRATOS MERCANTILES



La forma y la prueba de los negocios jurídicos son dos cuestiones diversas, la forma se refiere a los requisitos esenciales de todo negocio jurídico, en cuanto a declaración de voluntad; mientras que la prueba se refiere al elemento sustituible, por el que se pretende demostrar la existencia de un negocio jurídico y el contenido del mismo.

La prueba de las obligaciones y contratos puede ser contemplada desde un doble aspecto, desde el aspecto de Derecho material y al Derecho formal. El Derecho moderno parte de la base de un principio general, en materia de prueba de las relaciones jurídicas: los jueces y tribunales pueden apreciar según su criterio los elementos probatorios y de convicción que les aporten las partes en el proceso



A) LIMITACIONES A LA ADMISIBILIDAD DE LA PRUEBA TESTIFICAL

En el ámbito de la contratación mercantil se encuentra muy desacreditada la prueba testifical

http://erotismo.hpage.com/


B) LOS LIBROS Y PÓLIZAS INTERVENIDAS POR LOS AGENTES MEDIADORES COLEGIADOS, COMO FEDATARIOS PÚBLICOS, Y SU EFICACIA PROBATORIA DE LAS OBLIGACIONES DE COMERCIO

Los corredores de comercio en cuanto comerciantes, han de llevar una serie de libros contables, donde se asentarán las operaciones en que intervienen, lo que suscita la cuestión sobre la eficacia o virtualidad probatoria de estos documentos contables, sobre todo cuando se refieren a relaciones contractuales entre terceros, a las que el corredor resulta ajeno.

El sistema español atribuye total eficacia probatoria a los libros, pólizas o certificaciones de los agentes colegiados por ser depositarios de la fe pública notarial, según se recoge en el art. 93 del C. Com. Esto obliga a cumplir ciertos deberes, como son: la llevanza de libros especiales, donde asentarán diaria y separadamente y por su orden las operaciones en que se hubiere intervenido. Su fuerza probatoria afecta tanto al contenido como a la existencia del contrato tanto en relación a las partes como en relación a los terceros.

http://tiendaerotica.mywapblog.com/

C) LA FACTURA COMO MEDIO DE PRUEBA DE LAS OBLIGACIONES Y CONTRATOS MERCANTILES

Entre los documentos que el vendedor entrega al comprador destaca por su importancia la factura, que es una lista de las mercancías objeto del contrato expresiva de sus características, de su precio y cantidad. La factura no es un título valor ya que carecen de la esencial transmisibilidad propia y definitoria de estos documentos; en la factura podemos encontrar un doble aspecto

* Se trata de un documento privado que contiene una declaración de voluntad referida a la perfección de un contrato

* Juega como medio de prueba de la ejecución de un contrato mercantil

Según el primer aspecto puede enviarse como medio que representa la aceptación de una oferta contractual, aunque también puede hacer referencia a un contrato preexistente, significando que el vendedor procede a dar ejecución al mismo.

http://erotismo.pen.io/

El principal papel jurídico de la factura es el de ser medio de prueba del contrato mercantil. Según esto tiene el valor de un documento privado.


CONTRATOS FORMALES. SIGNIFICADO Y FUNCIÓN DE LA FORMA



Tanto el C.Com en sus art. 51 y 52 como el Cc en el art. 1279 establecen excepciones al principio general, exigiendo en determinados supuestos una forma escrita pública o privada.

1.- Los contratos que, con arreglo a este código o las leyes especiales deban reducirse a escritura o requieran formas o solemnidades necesarias para su eficacia

2.- Los contratos celebrados en país extranjero en el que la ley exija escritura pública, formas o solemnidades, para su validez, aunque no las exija la ley española

Los contratos que no llenen las circunstancias respectivamente requeridas, no producirán obligación ni acción en juicio. El C. Com exige forma escrita en los siguientes casos:

* Contrato de sociedad * Contrato de transporte

* En relación a la fianza * Adquisición de buques

* Préstamo a la gruesa * Seguro marítimo Hipoteca naval

* Hipoteca mobiliaria y prenda sin desplazamiento

http://montsemiller.blog.cat/

La imposición de una forma obligatoria persigue esencialmente la protección del contratante, asegura la determinabilidad de la perfección del contrato y fija de forma clara su contenido haciendolo oponible a tercero. La exigencia formal no siempre tiene el mismo alcance, unas veces se imponen por el legislador ad sustantiam es decir, como requisito de validez y existencia del negocio, de modo que el contrato que no observe la referida exigencia formal será nulo de pleno derecho. En ocasiones la forma es simplemente a efectos probatorios, de manera que el que no se hayan observado los requisitos formales no implica que deje de producir obligación y acción en juicio conectándose la ausencia de forma con un problema de prueba.

A la vista de las anteriores consideraciones en los casos en que no exista una explícita declaración de observar una determinada forma so pena de sancionar el negocio con la nulidad radical, habrá de concluirse que la forma se exige exclusivamente a efectos de prueba.


FORMA DEL CONTRATO MERCANTIL



A) EL PRINCIPIO GENERAL DEL CONSENSUALISMO

El encuentro de dos declaraciones de voluntad precisa de una manifestación hacia el exterior, lo que se caracteriza como forma externa. La forma es un hecho jurídico con una función expresiva, exteriorizadora y por consiguiente probatoria. El concepto de forma puede ser interpretado en tres sentidos:

a) Vehículo de expresión de la voluntad

b) Formalidad exigida por el derecho, por encima de la voluntad de las partes, para que una promesa sea vinculante

c) Requisito externo que sustituye al consentimiento, es decir, que hace que un negocio sea válido, con independencia del consentimiento

http://boinc.med.usherbrooke.ca/nrg/view_profile.php?userid=17419375

http://forum.tuscaloosanews.com/viewtopic.php?f=4&t=29174

La voluntad puede exteriorizarse de muchas formas, por lo que cabe hablar de contratos formales, cuando la norma positiva imponga una forma específica y contratos no formales cuando exista libertad por las partes para exteriorizar su voluntad. En el Derecho privado español existe el sistema espiritualista o consensualista que tiene como principio general el de la libertad de forma, recogido de forma expresa en los art. 1278 del Cc y 51 del C.Com. Por ello es admitida por nuestro Derecho mercantil, como forma de los contratos la simple declaración verbal de los contratantes.


Saturday, December 26, 2015

Historial Real 24/7

A veces viendo páginas en internet, la gente habla del 24/7 como el gran deseo y piensan que eso es estar todo el día dandole que te pego al BDSM. Yo voy a contar la experiencia real que tuve con una mujer 20 años mayor que yo, y que marcó mi vida profundamente.

Para poneros en antecedentes contaros que ella es jueza, yo trabajaba en una ingenieria, que vivimos en el sur de España en un piso de 3 dormitorios en el centro de la ciudad. Y que entre semana nuestra vida discurria del siguiente modo:

Yo me levantaba como a las 6.15 de la mañana me aseaba, recogia mi habitación, recogía el salón, desayunaba, preparaba el desayuno de mí AMA e iba preparando el baño con sus cosas. A las 7.00 la despertaba, suavemente, me arrodillaba y ofrecia a ella, luego ella se levantaba e iba al aseo, se duchaba y mientras yo hacía su cama y preparaba su ropa sobre la cama. Una vez salía del baño le servía el desayuno en el salón, me despedía de ella deseandole un maravilloso día, a veces me ordenaba hacerlo de rodillas besando sus pies. Ambos nos marchabamos a nuestros trabajos, yo salía a las 14:00 horas, volvia a casa para preparar el almuerzo, a base de ensalada y algo siempre a la plancha, mi AMA era una obsesiva de la vida y alimentación sana, cuando ella llegaba sobre las 15.30, procedia a salir y recibirla de rodillas, besaba la punta de su calzado y mientras se cambiaba, yo servía la mesa, almorzabamos juntos hablando de como había ido el día, después de comer, mientras se echaba su cigarrito, yo recogia la mesa, fregaba y abría su cama para que descansara echando la siesta. Luego yo me marchaba a trabajar de nuevo pues entraba a las 16.30. cuando salía del trabajo me iba al gimnasio (esto fuen una norma impuesta por mi Señora) despues de hora y media allí regresaba a casa peparaba la cena, cenabamos, mientras durante la tarde mí Señora despues de su siesta seguía trabajando en casa, después de cenar yo recogia todo, veiamos algo la tele, a veces practicandole un masaje en los pies y como cada noche antes de retirarme a mi cuarto me arrodillaba ante ella, le respondía tres preguntas, ¿que había hecho durante el día? ¿Sí creia que había cometido algun error en no servirla bien? ¿Qué haría para mejorar? si estaba satisfecha con las respuesta, lo normal era un beso en la boca, sino desde alguna bofetada a alguna patada en los testiculos y me mandaba a reflexionar.